El estándar USB-C ofrecerá ahora una mayor seguridad a los usuarios

El año pasado pudimos ver como numerosas empresas trataron de desbloquear cualquier dispositivo de Apple a través de fuerza bruta conectándolos a un hardware específico como la GrayKey. Apple para contrarrestar esta amenaza incorporó en iOS 12 diversas medidas de seguridad para evitar que se pueda acceder a los datos de un iPhone o iPad al conectarle un accesorio.
Para poder utilizar los accesorios es necesario identificarnos con nuestra contraseña en iOS 12. Ahora el estándar USB-C ha recibido una actualización que persigue este mismo objetivo: incrementar las medidas de seguridad para evitar cualquier robo de información, al conectar un accesorio externo.

El USB-C se vuelve un poco más seguro

La puerta de entrada a los archivos de cualquier dispositivo es sin duda la conexión física que incorpora para poder conectarlos a un ordenador o recargarlos. Cualquiera puede conectar un accesorio que permita a través de fuerza brutal desbloquear este terminal y robar toda tu información como demostró la GrayKey y es por ello que la nueva actualización del estándar USB-C tratará de evitarlo, ¿es este el ‘empujón’ que necesita Apple para incorporar este puertos en sus nuevos iPhone? 

Este nuevo estándar que ha sido bautizado como USB-C Authentication autentificará la confianza de los dispositivos conectados asegurándose que estén debidamente certificados por el fabricante tal y como recogen en 9to5mac. Con esto nos evitaremos conectar un cargador o accesorio ‘pirata’ que no haya sido correctamente certificado.

Uno de los ejemplos más típicos que se ponen son los puntos de recarga públicos que encontramos en las calles o aeropuertos. Este tipo de conexiones pueden ser peligrosas si alguien las ha manipulado instalando un equipo que busca instalar un virus en tu dispositivo o simplemente que el cargador no es el más adecuado para tu iPhone o iPad al no recargarlo con la potencia adecuada.

 

Este estándar permitirá autentificar los dispositivos que se conecten a través de canales de entrega de energía, por lo que no se tendrá que abrir ningún tipo de conexión de transferencia de datos, algo que incrementa significativamente la confianza sobre este nuevo estándar.

Si la autenticación que se realiza es satisfactoria al final se comenzará a recargar tu dispositivo sin ningún tipo de problema y se abrirán los canales de transferencia de datos. Para nosotros este es un avance bastante significativo actualmente ya que la seguridad es uno de los pilares fundamentales a la hora de buscar la confianza del comprador.

Esperamos que Apple al final termine estandarizando este tipo de puertos tanto en los dispositivos móviles como en sus portátiles, ya que poco a poco el USB-C está extendiéndose por todos los equipos tecnológicos.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de esta nueva actualización al estándar USB-C.

Vía: lamanzanamordida.net

Etiquetado

Deja un comentario