Sobre routers, módems y otros pesares. Todo lo que debes y necesitas saber.

Hoy en día, la vida para la mayoría de personas es inconcebible sin una conexión a internet, actualmente las visitas lo primero que te piden (ya no es el baño o un vaso de agua) es la clave del Wi-Fi. Cómico pero cierto.

Pero no nos centraremos en lo mencionado, vayamos al grano.

¿Qué es lo primero que debemos saber para entender nuestra conexión de internet?

En primera instancia, la diferencia entre “router” y “módem”.

Quizá para algunos son la misma cosa (a veces si vienen en un mismo equipo), “esos aparatos con luces parpadeantes que puso mi proveedor de internet” y solo se acuerdan de ellos cuando “se cae” la conexión. Pero son mucho más que eso y aquí te lo contamos.

Empecemos por lo básico, el “módem”, esta palabra proviene de unir dos términos:  modulación y demodulación, quiere decir que convierte señales digitales en analógicas o viceversa para poder ser transmitidas a través de líneas de teléfono, cables coaxiales, fibras ópticas y microondas. Sencillo ha sido el trabajo el módem.

Ahora viene lo bueno, el “router”, el que se lleva la medalla, éste tiene la capacidad de conectar redes entre sí, permitiendo viajar a los paquetes de datos. También permiten que los equipos conectados disfruten del máximo ancho de banda disponible o dicho de otra forma se centran en tareas de gestión del tráfico de datos.

En resumen, podríamos decir que el módem facilita la conexión a Internet mediante la transmisión y recepción de los datos, mientras que el router dirige y expande la señal dentro de una red enviándola a más de un dispositivo a la vez.

Ahora viene lo interesante, ¿qué velocidad de conexión necesito para mi casa?

Sabemos que en Ecuador es un dolor de cabeza el servicio que actualmente prestan las operadoras de internet y esto no es solo culpa de ellos, los usuarios conocemos poco o nada sobre cuánto necesitamos o qué necesitamos para tener una conexión óptima al menos en nuestro hogar. Aquí te detallamos lo básico a considerar:

5 Mbps – 2 equipos (navegación muy básica)

10 Mbps – 4 equipos

20 Mbps – 8 equipos

50 Mbps – 20 equipos

100 Mbps – 50 equipos

200 Mbps – 100 equipos

Y si bien esta tabla es solo una referencia, cabe mencionar que esto no significa que no se puedan conectar más equipos, se puede, sin embargo la velocidad se distribuirá entre todos, es decir que si tenemos 20Mbps y estoy descargando un video a 15Mbps, los demás equipos conectados tendrán 5Mbps peleándose entre ellos para Facebook o navegación en páginas web, y si en la misma red otro usuario descarga un video u otro archivo que sea pesado, el router hará la distribución de la descarga de datos para que ambos equipos puedan descargar sus archivos en el menor tiempo posible pero distribuyendo los mismos 20Mbps entre todos.

¿Te preguntarás y qué me importa esto? Pues mucho porque a veces pensamos que al tener 20Mbps todos nuestros equipos van a navegar a 20Mbps y no es así.

– ¿Ya vas a decir cuánto necesito?

Sí, allá voy.

Por lo general 10Mbps es suficiente si utilizas Netflix o ves videos en streaming calidad estándar o navegas en internet en 3 o 4 equipos, pero si además de eso vas a jugar en línea entonces lo recomendable es 50Mbps ya que luego vas a tener el tan temido lag, el cuco de los gamers.

O si solo vas a jugar en línea en un equipo (sin ningún otro conectado) 20Mbps son suficientes.

Estos datos son referenciales, pero podrán darte una idea de lo que necesitas.

Ahora viene otro dato importante. Los routers que nos proporciona nuestro proveedor de internet son un hastío (se que más de uno estará de acuerdo), la mayoría busca darte lo básico para que navegues pero sin optimizar tu velocidad. Si tienes una conexión de más de 20Mbps (lo óptimo), te recomendamos gestionar tu red, ya sea con los AirPorts de Apple, que si tienes alguno abandonado desempólvalo y úsalo (ya no se fabrican) o puedes optar por los router Velop de Linksys que es una de las mejores opciones que personalmente he utilizado hasta el momento (y he probado muchos). Con estos crearás un sistema Wi-Fi según tus necesidades y lo instalarás en minutos en toda la extensión de tu hogar liberando toda la señal que tu proveedor te permite en cada rincón de tu casa (dependiendo de la extensión de tu hogar podrás necesitar más de uno).

En nuestro siguiente post estaremos profundizando acerca de los router Velop, y te ayudaremos a gestionar tu conexión de internet de forma fácil, además te daremos recomendaciones para optimizar tu conexión Wi-Fi.

Si tienes dudas o comentarios puedes dejarnos un mensaje en este post y te haremos llegarla respuesta lo antes posible.

Deja un comentario